viernes, 21 de mayo de 2010

1

1 comentarios:

aleste dijo...

Aunque los tres se pueden leer de manera independiente (ninguno depende de otro para su comprensión y disfrute), sí es verdad que comparten elementos: Ángela, el medallón, el jarabe de rosas. La idea era mostrar ese mundo global al que pertenecemos todos. Ángela tiene amigos en África, en Noruega, es italiana, su hermana vive en Madrid...

Publicar un comentario en la entrada