sábado, 22 de mayo de 2010

14

1 comentarios:

aleste dijo...

Siempre. Es un problema: nunca sabes cuándo está terminada una novela. Al releerla, siempre hay algo que cambiaría, especialmente de estilo. Aunque tal vez no tanto en esta novela, que tuvo un muy cuidado trabajo de edición.

Publicar un comentario en la entrada