sábado, 22 de mayo de 2010

12

1 comentarios:

aleste dijo...

Sí, se trata de un archipiélago situado en el norte de Noruega. Se puede alquilar una casita y un bote de remos. Casi hay una cabaña por isla. Las islas están llenas de acantilados con gaviotas. Yo vi unos restos que me parecieron huesos y picos de gaviotas, y fantaseé sobre que serían las pobres gaviotas que caían y morían al aprender a volar. Pero no era así: eran los restos de los cangrejos que traía el mar embravecido. Pero me gustó más mi ficción que la realidad. Era más literaria, y así se quedó para la novela.

Publicar un comentario en la entrada