domingo, 23 de mayo de 2010

17

2 comentarios:

aleste dijo...

Bueno, bueno, yo me he inventado ya los tres finales. Lo que pasa es que son tres finales abiertos, que están ahí para que vosotros hagáis vuestra parte de tarea, al construir la novela con vuestra imaginación y experiencias. El libro es cosa de dos: del autor y del lector. Entre los dos se construye, sólo que a mí me gusta daros bastante faena...

Anónimo dijo...

Me encantó!

Publicar un comentario en la entrada