sábado, 22 de mayo de 2010

5



Sergi Bueno

1 comentarios:

aleste dijo...

El tema era de por sí bastante duro. Pero también hay que tener en cuenta en qué momento de mi vida lo escribí: mi madre acababa de morir pocos meses antes y mi estado de ánimo no era el mejor de mi historia... Estoy convencida de que eso influyó en el tono de la narración.

Publicar un comentario